Crisis Personal: Qué és y cómo superarla

Superar una Crisis Personal

Crisis personal

La primera pregunta es: ¿qué me pasa?

Todo puede empezar con un detonante exterior: un despido inesperado, un cambio de trayectoria vital después de un accidente, la influencia del pesimismo o la crisis social, una crisis o ruptura de pareja, un cambio de país de residencia, la jubilación o cualquier otro momento de transición importante en tu vida.

Y te preguntas: y después de esto, ¿ahora qué?

Otras veces ese conflicto nace desde el interior: sensaciones de vacío, desorientación, inestabilidad emocional, tristeza, apatía, confusión, desmotivación, etc. Conflictos que la misma persona no sabe resolver desde dentro:

¿Qué quiero hacer con mi vida?

¿Qué sentido tiene?

¿Escojo a mi novio o a mi amante?

Un buen ejemplo sería el de las personas que a pesar de tenerlo todo se sienten vacías:

Casi sin entender por qué, cuando aparentemente su vida es, por fin, estable y coherente; algo en su interior parece no encajar…

Tienen un buen trabajo, ganan un buen sueldo, tienen una familia que les quiere, un sitio dónde dormir y comida caliente en el plato cada día; pero aún así, si son honestos consigo mismos, saben que algo en ellos no anda bien…

Y se cuestionan: ¿por qué no soy feliz, si lo tengo todo?

¿Por qué me levanto triste o abatido cada mañana si todo va bien? 

Una sensación de vacío, tan inexplicable como inevitable…

Y ante esta dolorosa y desconcertante situación, muchas personas optan por el silencio, tratando de huir de él. Una sensación de extrañeza, de desconcierto y de frustración van avanzando por dentro. Siguen su día a día con buena voluntad y esfuerzo, pero cada día les cuesta más. Tienen miedo a la incomprensión, la mirada escéptica o al juicio liviano.

Evitando compartir esas sensaciones con los demás, por miedo al rechazo, la desaprobación o la reprimenda, la persona queda encapsulada en su interior. Temen que desde su entorno les pregunten:

“¡Si lo tienes todo! ¿Cómo te atreves a quejarte?”

La soledad y el silencio, no hacen más que agudizar estas sensaciones; y al final ni las arbitrarias técnicas de compensación (viajes exóticos, coches caros, vicios de lujo, etc.), ni las habilidades para cometer excesos (obsesión por el trabajo, comidas compulsivas, tardes de alcohol en el bar, excesivas salidas nocturnas, compras compulsivas, atiborrar la agenda de compromisos, etc.); resultan efectivas.

Y aunque parezca contradictorio, lo importante es descubrir:

¿Qué motivación, qué anhelo o qué señal; se esconden detrás de esta crisis?

Escuchar y entender la crisis, en lugar de taparla, negarla o proyectarla nos ayudará a emerger con valor y fuerza; hacia un futuro más rico y prometedor.

Y es que, la crisis personal es la señal que augura el inicio de una nueva etapa. Una etapa, LLENA DE SENTIDO.

LA NECESIDAD DE CAMBIO ESTÁ CLARA, PERO: ¿POR DÓNDE EMPEZAR?

El proceso empieza, con dos certezas en mente:

1. No existe un sentido único de vida para todos, sino que es particular, personal e intransferible.
2. Este sentido es cambiante y pertenece a cada tiempo y situación.

Así que, este sentido, no puede generalizarse ni para la humanidad ni para uno mismo y, dependerá de mí encontrarlo en cada momento y situación.

El sentido, nadie te lo puede dar, solo te pueden acompañar para que lo encuentres.

Los objetivos del proceso son:

  • Crear el espacio para que la persona pueda escucharse y conectarse consigo misma, entendiendo y validando sus emociones, anhelos y motivaciones.
  • Recuperar la ilusión, la motivación y la esperanza.
  • Definir qué le pasa, qué quiere y cómo lo puede conseguir.
  • Visualizar nuevas posibilidades y alternativas.
  • Reconectar con los valores, los recursos y el talento personal.
  • Materializar las ilusiones y las inquietudes para transformarlas en proyectos realizables y de futuro.

En definitiva, transformar las inquietudes que originaron la crisis, en objetivos CONSTRUCTIVOS y de VALOR. 

Publicado en NaMagazine: http://namagazine.es/2013/08/31/crisis-personales-una-oportunidad-de-futuro/

Esta entrada fue publicada en Adaptación al Cambio, Adicción y Dependencia Emocional, Crisis Personal, Sentido de la Vida y Vacío Existencial, Vivir en Tiempos de Incertidumbre. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .