Aprender a perseverar más allá de las dificultades

“NO PUEDO” CONFORMARME NI CAMBIAR. Un dolor muy humano.

Indecisión

A veces nos sentimos paralizados “en tierras de nadie”; no podemos estar dónde estamos y tampoco sentimos las fuerzas, ni tenemos la claridad, para cambiar de posición.

Nos sentimos bloqueados, indecisos, frustrados y a veces incluso mareados. Indecisión, dudas que no paran de dar vueltas en nuestra cabeza, dispersión, comparaciones, cansancio y desmotivación son nuestras compañeras invisibles durante todo el día.

La cuestión es que no podemos estar tranquilos hagamos lo que hagamos.

Algo en nuestra conciencia nos dice que debemos avanzar pero algo en nuestro cabeza y en nuestro cuerpo nos lo impide.

Una contradicción tan fuerte y tan real como nuestro bloqueo.

“A ratos parece que tengo claro qué hacer y a los cinco minutos vuelvo a estar confundido e indeciso, es una tortura.”

Tratamos de auto engañarnos y postergar pero la espera nunca termina. Un día tras otro no hacemos más que minar nuestra confianza y sentido de la valía personal.

Cuando nos dejamos llevar por la inercia, desaprovechamos una oportunidad.

Cuando nos dejamos llevar por el miedo, nos fallamos a nosotros mismos.

Cuando nos dejamos llevar por las circunstancias, nos limitamos.

Cuando hacemos oídos sordos a nuestros deseos más genuinos, renegamos de quienes somos en realidad.

Cuando nos quejamos y no hacemos nada por cambiar, perdemos el tiempo.

 

toma de deciciones

Una pelea entre aspiraciones idealizadas o lejanas, quizás hasta despegadas de la realidad, y sentimientos de inseguridad que nos invitan a conformarnos:

“Si me esfuerzo sé que conseguiré cambiar el mundo, todo eso depende de mí”; “Quizás es mejor que me rinda y asuma que no tengo nada tan innovador ni interesante a aportar.”

Pero la realidad es que ni somos tan imprescindibles, ni nos hace felices conformarnos, ni aportamos nada de valor desde ese estancamiento.

Así que no se trata ni de perseguir sueños ilusos o sobredimensionados ni de conformarse con lo que hay.

Muchos cursos, libros y profesionales que hablan del crecimiento personal venden falsas promesas que hacen que la gente, lejos de conseguir sus deseos, se frustren y se den de cabeza contra una dura realidad.

Los deseos deben ser nuestra aspiración pero hace falta ser realistas, tocar de pies en el suelo y comprometerse mientras me dirijo hacia mis metas. Ni es tan fácil, ni es tan rápido ni es tan maravilloso como se nos promete. Estas falsas promesas unidas a las expectativas sobredimensionadas de los familiares, amigos y de la sociedad generan en nosotros estos complejos en los que nos quedamos atrapados.

Así que yo cambiaría la frase de “Puedes conseguir todo lo que quieras” por “Puedes conseguir muchas cosas si te esfuerzas, si confías y si perseveras más allá de los fallos, las caídas y el error.”

Ser humano implica ser imperfecto y ser limitado y no con ello descartamos nuestra belleza y unicidad.

Entre las fuentes de este bloqueo solemos encontrar el miedo, la inseguridad, la falta de confianza en el futuro, el pesimismo, la exigencia exagerada con uno mismo y con los demás, nuestras creencias limitadoras o las que hemos heredado de otros, la dificultad para romper con los estándares sociales, familiares o grupales, la pereza, la impaciencia, la incapacidad de esperar los resultados que vienen a largo plazo, etc.

Por eso es muy importante fortalecer nuestra voluntad y nuestra convicción para perseverar más allá de las dificultades.

Pero para dejar de postergar, comprometerse con uno mismo y actuar se requiere tener claro: hacia dónde voy y por qué.

El miedo detiene. La visión mueve montañas…

3C

EL PROCESO DE CAMBIO.

  • Entender dónde estoy y qué me pasa.
  • Conectar con quién soy.
  • Conectar con qué quiero.
  • ¿Dónde me gustaría verme? ¿Qué me gustaría hacer?
  • Definir lo que yo le puedo aportar al mundo.
  • ¿En qué puedo yo aportar valor?
  • Describir qué necesidades hay en el mundo que yo podría cubrir.
  • ¿Qué necesita el mundo de mí?
  • Diseñar una estrategia que mezcle lo que yo puedo aportar
y lo que el mundo necesita de mí: paso a paso, tangible y realista.
  • Comprometerme con mi objetivo y actuar.
  • Aprender a perseverar más allá de las dificultades.

LA SOLUCIÓN: CONSTRUIR UN CAMINO Y PERSEVERAR.

 

Esta entrada fue publicada en Adaptación al Cambio, Autoestima y Confianza Personal, Crisis Personal, Depresión y Ansiedad, Liderazgo Personal, Miedo y Inseguridad, Vivir en Tiempos de Incertidumbre. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Aprender a perseverar más allá de las dificultades

  1. Cristina, un missatge lúcid i exposat amb molta claredat. S’agraeix llegir paraules com les teves (enlloc de propaganda esotèrica) parlant de coaching. Felicitats pel blog!
    Teresa Franquesa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .