RELACIONES DE PAREJA ESTABLES, HOY: ¿REALIDAD O UTOPÍA? #Terapia de Pareja

Aprendiendo a estar en pareja en el terreno sentimental de hoy.

crisis de pareja

Las crisis de pareja de hoy

En la actualidad, se respira un escepticismo cada vez mayor sobre el matrimonio tradicional y las relaciones de pareja a largo plazo. Cada día más parejas se plantean el divorcio, la separación o nuevos modelos de pareja. Y es que estar en pareja, nunca ha sido fácil…

Entrar en contacto con otra persona, especialmente en lo amoroso, nos confronta y nos remueve y puede costar mucho llegar al entendimiento. Muchas personas viven estas dificultades con recelo e impaciencia y buscan algo “más fácil de llevar”. Otras se pelean y se rebotan hasta que ya no pueden más, desgastando sus energías y haciéndose mucho daño mutuamente.

 

Pero más allá de lo que siempre ha estado presente en las crisis de pareja; la influencia de cada época tiene mucho que ver con lo que las personas piensan, padecen y se cuestionan.

Venimos de una etapa socio-cultural e histórica, en la que muchas personas idealizaban el amor bajo unas premisas machistas y fantasiosas o donde se conformaban eternamente con una relación en la que no eran felices porque el divorcio no estaba bien visto, ni socialmente aceptado. Pero hoy en día, existe un fenómeno que llama mucho la atención: muchas personas ya no creen en el “amor para toda la vida” ni se plantean las relaciones de pareja como algo definitivo, pero sin embargo las buscan intensamente.

 

UNA COMBINACIÓN AMBIVALENTE: DESEO Y ESCEPTICISMO.

Y es que hay mucha “sed de amor” y mucha “sed de autonomía” en una sociedad que se está abriendo a nuevas maneras de funcionar; pero donde los vínculos personales cada vez son más frágiles, inestables y carentes de continuidad o compromiso.

Como si hubiéramos pasado de la represión y la idealización romántica a la idolatría del placer a corto plazo y al rechazo de la dificultad o a los esfuerzos sostenidos en el tiempo. Y como hoy en día, todo se puede cambiar o reemplazar, nada adquiere un valor específico; por lo que la motivación para cuidarlo y conservarlo se desvanece.

“O encajamos o no encajamos, y sino, no tiene solución.”

Pero del mismo modo que una zapatilla estropeada se puede reparar si me gusta y es especial para mí; una relación en la que hay amor, se puede trabajar si el fundamento es valioso.

Y es que para estar en pareja y convivir, se necesita amor y aprendizaje. Sin la paciencia, la apertura y la voluntad necesarias para superar las crisis y crecer en ellas, todas las relaciones tienen fecha de caducidad o, por lo menos, grandes repercusiones en la calidad del vínculo.

terapia de pareja en barcelona

Las relaciones sólidas y de valor, no se construyen solas, ni son el fruto de un simple “flechazo”; se requiere TIEMPO Y TRABAJO para atravesar las diferentes crisis y etapas y para consolidar la relación. Esperar que el amor sea perfecto desde el inicio, abandonar cuando surgen las primeras e inevitables diferencias o quemarse por no saber resolverlas a tiempo; nos llevará a una incesante búsqueda del hombre o la mujer perfectos; algo que en realidad, solo existe en nuestros sueños.

 

 

 

CUANDO NO LLEGAMOS A FORJAR UN VÍNCULO PROFUNDO CON LA OTRA PERSONA, CUALQUIER PERSONA ES SUBSTITUIBLE Y PROVISIONAL.

 

Solo cuando ahondamos en el vínculo, nos trabajamos a nosotros mismos y perseveramos en una relación, apreciamos el carácter único e irremplazable de cada persona y situación. Del mismo modo, persistir en una relación, traicionando la propia verdad, y aferrarse a ella por miedo a dejarla; no hará más que prolongar una agonía que “el tiempo” nunca arregla.

Mi experiencia me dice que para que algo cambie, algo hay que movilizar; aunque de miedo, inseguridad o pereza.

Y es cierto que, en algunos casos, la mejor opción y la mas sana es dejar la relación; pero para estar seguros de ello, primero tenemos que hacer nuestra parte y afrontar la situación. Si no es así, muy probablemente, nos quedaremos con la sensación de que “igual habría funcionado si…”, y empezaremos otra historia nueva que, sin aprendizajes, tiene muchos números para volver a fracasar.

Así que conviven diferentes realidades: las parejas que se enganchan para satisfacer sus necesidades cruzadas, las que se polarizan excesivamente; negándose a ceder, a compartir o a entregarse, las que se quedan por miedo a la soledad o las que se dejan porque no han aprendido a comunicarse y a resolver sus diferencias.

Cuando se vive una relación de pareja como una “cárcel”, como una “renuncia”, como un “complemento alimentario” o como un “campo de batalla”, hay algo que no anda bien. Pero antes de entender la crisis de pareja como una factor determinante hacia la ruptura; es importante revisar la situación, trabajar la parte que cada uno aporta al conflicto y explorar alternativas de solución.

Por eso no hay una fórmula mágica válida para toda persona, crisis o relación y se requiere un trabajo consciente y flexible para hallar la verdad en cada vínculo y situación.

 

En consecuencia, para aprender a amar en el terreno sentimental de hoy, necesitamos:

1.- Una tarea fundamental sobre el trabajo personal y el auto-conocimiento.

2.- Coraje en la búsqueda del propio camino sentimental.

3.- Aprender a vincularse genuina y profundamente con las personas.

4.- Paciencia, perseverancia y solidez en las relaciones.

5.- Más conocimiento sobre la evolución del amor y sobre las inevitables crisis de pareja.

6.- Un trabajo sobre la comunicación, la tolerancia y el respeto.

7.- Aprender a disfrutar dentro y fuera de la relación, sin dejarse ni engancharse.

8.- Dejar de buscar en el otro un ideal y empezar a ver y a amar a la persona que tienes delante.

9.- Desarrollar una sexualidad y un vínculo pleno dentro de la relación.

10.- Aprender a separarse sin herirse cuando, con honestidad se aprecia como la elección más verdadera.

 

Un VÍNCULO SANO, MADURO Y DE CALIDAD, basado en el respeto, la libertad y el compromiso, requiere TRABAJO Y APRENDIZAJE. Los vínculos estables en la actualidad son posibles solo si ambas personas superan los obstáculos internos y sociales dentro de la relación.

 

Crisis de Pareja – Terapia de Pareja en Barcelona:

Programa y proceso de acompañamiento para parejas.

bridge-525615

Esta entrada fue publicada en Adaptación al Cambio, Crisis de Pareja y Terapia de Pareja, Crisis Personal, Liderazgo Personal, Miedo y Inseguridad, Vivir en Tiempos de Incertidumbre. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .