Aprender a perseverar más allá de las dificultades

“NO PUEDO” CONFORMARME NI CAMBIAR. Un dolor muy humano.

Indecisión

A veces nos sentimos paralizados “en tierras de nadie”; no podemos estar dónde estamos y tampoco sentimos las fuerzas, ni tenemos la claridad, para cambiar de posición.

Nos sentimos bloqueados, indecisos, frustrados y a veces incluso mareados. Indecisión, dudas que no paran de dar vueltas en nuestra cabeza, dispersión, comparaciones, cansancio y desmotivación son nuestras compañeras invisibles durante todo el día.

La cuestión es que no podemos estar tranquilos hagamos lo que hagamos.

Algo en nuestra conciencia nos dice que debemos avanzar pero algo en nuestro cabeza y en nuestro cuerpo nos lo impide.

Una contradicción tan fuerte y tan real como nuestro bloqueo.

“A ratos parece que tengo claro qué hacer y a los cinco minutos vuelvo a estar confundido e indeciso, es una tortura.”

Tratamos de auto engañarnos y postergar pero la espera nunca termina. Un día tras otro no hacemos más que minar nuestra confianza y sentido de la valía personal.

Cuando nos dejamos llevar por la inercia, desaprovechamos una oportunidad.

Cuando nos dejamos llevar por el miedo, nos fallamos a nosotros mismos.

Cuando nos dejamos llevar por las circunstancias, nos limitamos.

Cuando hacemos oídos sordos a nuestros deseos más genuinos, renegamos de quienes somos en realidad.

Cuando nos quejamos y no hacemos nada por cambiar, perdemos el tiempo.

 

toma de deciciones

Una pelea entre aspiraciones idealizadas o lejanas, quizás hasta despegadas de la realidad, y sentimientos de inseguridad que nos invitan a conformarnos:

“Si me esfuerzo sé que conseguiré cambiar el mundo, todo eso depende de mí”; “Quizás es mejor que me rinda y asuma que no tengo nada tan innovador ni interesante a aportar.”

Pero la realidad es que ni somos tan imprescindibles, ni nos hace felices conformarnos, ni aportamos nada de valor desde ese estancamiento.

Así que no se trata ni de perseguir sueños ilusos o sobredimensionados ni de conformarse con lo que hay.

Muchos cursos, libros y profesionales que hablan del crecimiento personal venden falsas promesas que hacen que la gente, lejos de conseguir sus deseos, se frustren y se den de cabeza contra una dura realidad.

Los deseos deben ser nuestra aspiración pero hace falta ser realistas, tocar de pies en el suelo y comprometerse mientras me dirijo hacia mis metas. Ni es tan fácil, ni es tan rápido ni es tan maravilloso como se nos promete. Estas falsas promesas unidas a las expectativas sobredimensionadas de los familiares, amigos y de la sociedad generan en nosotros estos complejos en los que nos quedamos atrapados.

Así que yo cambiaría la frase de “Puedes conseguir todo lo que quieras” por “Puedes conseguir muchas cosas si te esfuerzas, si confías y si perseveras más allá de los fallos, las caídas y el error.”

Ser humano implica ser imperfecto y ser limitado y no con ello descartamos nuestra belleza y unicidad.

Entre las fuentes de este bloqueo solemos encontrar el miedo, la inseguridad, la falta de confianza en el futuro, el pesimismo, la exigencia exagerada con uno mismo y con los demás, nuestras creencias limitadoras o las que hemos heredado de otros, la dificultad para romper con los estándares sociales, familiares o grupales, la pereza, la impaciencia, la incapacidad de esperar los resultados que vienen a largo plazo, etc.

Por eso es muy importante fortalecer nuestra voluntad y nuestra convicción para perseverar más allá de las dificultades.

Pero para dejar de postergar, comprometerse con uno mismo y actuar se requiere tener claro: hacia dónde voy y por qué.

El miedo detiene. La visión mueve montañas…

3C

EL PROCESO DE CAMBIO.

  • Entender dónde estoy y qué me pasa.
  • Conectar con quién soy.
  • Conectar con qué quiero.
  • ¿Dónde me gustaría verme? ¿Qué me gustaría hacer?
  • Definir lo que yo le puedo aportar al mundo.
  • ¿En qué puedo yo aportar valor?
  • Describir qué necesidades hay en el mundo que yo podría cubrir.
  • ¿Qué necesita el mundo de mí?
  • Diseñar una estrategia que mezcle lo que yo puedo aportar
y lo que el mundo necesita de mí: paso a paso, tangible y realista.
  • Comprometerme con mi objetivo y actuar.
  • Aprender a perseverar más allá de las dificultades.

LA SOLUCIÓN: CONSTRUIR UN CAMINO Y PERSEVERAR.

 

Publicado en Adaptación al Cambio, Autoestima y Confianza Personal, Crisis Personal, Depresión y Ansiedad, Liderazgo Personal, Miedo y Inseguridad, Vivir en Tiempos de Incertidumbre | 2 comentarios

Crisis Personal: ¿Qué me pasa?

¿Por qué me levanto triste o abatido cada mañana?

“Me invade una sensación de vacío tan inexplicable como inevitable…”

“Tengo vagas ideas de lo que me sucede pero no acabo de entender exactamente qué me pasa ni qué hacer…”

CRISIS PERSONAL PUENTE

Presentación Crisis personal

Para superar una crisis personal, el OBJETIVO siempre es el mismo:

Transformar las inquietudes y anhelos que originaron la crisis,

en objetivos CONSTRUCTIVOS y de VALOR. 

Publicado en Adaptación al Cambio, Adicción y Dependencia Emocional, Autoestima y Confianza Personal, Crisis Personal, Depresión y Ansiedad, Liderazgo Personal, Miedo y Inseguridad, Sentido de la Vida y Vacío Existencial, Vivir en Tiempos de Incertidumbre | Deja un comentario

Crisis Personal o Profesional, una Oportunidad de Futuro

Superar una Crisis Personal y/o Professional o hundirse en ella, depende de uno mismo:

Crisis personal

Presentación: Proceso de Acompañamiento y Superación de Crisis Personales y/o Profesionales

Apostando por recuperar EL TIMÓN Y LA DIRECCIÓN de mi vida.

 

Publicado en Adaptación al Cambio, Adicción y Dependencia Emocional, Autoestima y Confianza Personal, Crisis Personal, Depresión y Ansiedad, Liderazgo Personal, Sentido de la Vida y Vacío Existencial, Vivir en Tiempos de Incertidumbre | Deja un comentario

Crisis Personal: Qué és y cómo superarla

Superar una Crisis Personal

Crisis personal

La primera pregunta es: ¿qué me pasa?

Todo puede empezar con un detonante exterior: un despido inesperado, un cambio de trayectoria vital después de un accidente, la influencia del pesimismo o la crisis social, una crisis o ruptura de pareja, un cambio de país de residencia, la jubilación o cualquier otro momento de transición importante en tu vida.

Y te preguntas: y después de esto, ¿ahora qué?

Otras veces ese conflicto nace desde el interior: sensaciones de vacío, desorientación, inestabilidad emocional, tristeza, apatía, confusión, desmotivación, etc. Conflictos que la misma persona no sabe resolver desde dentro:

¿Qué quiero hacer con mi vida?

¿Qué sentido tiene?

¿Escojo a mi novio o a mi amante?

Un buen ejemplo sería el de las personas que a pesar de tenerlo todo se sienten vacías:

Casi sin entender por qué, cuando aparentemente su vida es, por fin, estable y coherente; algo en su interior parece no encajar…

Tienen un buen trabajo, ganan un buen sueldo, tienen una familia que les quiere, un sitio dónde dormir y comida caliente en el plato cada día; pero aún así, si son honestos consigo mismos, saben que algo en ellos no anda bien…

Y se cuestionan: ¿por qué no soy feliz, si lo tengo todo?

¿Por qué me levanto triste o abatido cada mañana si todo va bien? 

Una sensación de vacío, tan inexplicable como inevitable…

Y ante esta dolorosa y desconcertante situación, muchas personas optan por el silencio, tratando de huir de él. Una sensación de extrañeza, de desconcierto y de frustración van avanzando por dentro. Siguen su día a día con buena voluntad y esfuerzo, pero cada día les cuesta más. Tienen miedo a la incomprensión, la mirada escéptica o al juicio liviano.

Evitando compartir esas sensaciones con los demás, por miedo al rechazo, la desaprobación o la reprimenda, la persona queda encapsulada en su interior. Temen que desde su entorno les pregunten:

“¡Si lo tienes todo! ¿Cómo te atreves a quejarte?”

La soledad y el silencio, no hacen más que agudizar estas sensaciones; y al final ni las arbitrarias técnicas de compensación (viajes exóticos, coches caros, vicios de lujo, etc.), ni las habilidades para cometer excesos (obsesión por el trabajo, comidas compulsivas, tardes de alcohol en el bar, excesivas salidas nocturnas, compras compulsivas, atiborrar la agenda de compromisos, etc.); resultan efectivas.

Y aunque parezca contradictorio, lo importante es descubrir:

¿Qué motivación, qué anhelo o qué señal; se esconden detrás de esta crisis?

Escuchar y entender la crisis, en lugar de taparla, negarla o proyectarla nos ayudará a emerger con valor y fuerza; hacia un futuro más rico y prometedor.

Y es que, la crisis personal es la señal que augura el inicio de una nueva etapa. Una etapa, LLENA DE SENTIDO.

LA NECESIDAD DE CAMBIO ESTÁ CLARA, PERO: ¿POR DÓNDE EMPEZAR?

El proceso empieza, con dos certezas en mente:

1. No existe un sentido único de vida para todos, sino que es particular, personal e intransferible.
2. Este sentido es cambiante y pertenece a cada tiempo y situación.

Así que, este sentido, no puede generalizarse ni para la humanidad ni para uno mismo y, dependerá de mí encontrarlo en cada momento y situación.

El sentido, nadie te lo puede dar, solo te pueden acompañar para que lo encuentres.

Los objetivos del proceso son:

  • Crear el espacio para que la persona pueda escucharse y conectarse consigo misma, entendiendo y validando sus emociones, anhelos y motivaciones.
  • Recuperar la ilusión, la motivación y la esperanza.
  • Definir qué le pasa, qué quiere y cómo lo puede conseguir.
  • Visualizar nuevas posibilidades y alternativas.
  • Reconectar con los valores, los recursos y el talento personal.
  • Materializar las ilusiones y las inquietudes para transformarlas en proyectos realizables y de futuro.

En definitiva, transformar las inquietudes que originaron la crisis, en objetivos CONSTRUCTIVOS y de VALOR. 

Publicado en NaMagazine: http://namagazine.es/2013/08/31/crisis-personales-una-oportunidad-de-futuro/

Publicado en Adaptación al Cambio, Adicción y Dependencia Emocional, Crisis Personal, Sentido de la Vida y Vacío Existencial, Vivir en Tiempos de Incertidumbre | Deja un comentario

Crisis Personal, Crisis Vital, Crisis Existencial

¿Cuál es la tristeza que atraviesa nuestra época?

¿Cómo nos afecta la Crisis Social y Económica del momento?

Vivimos en una etapa difícil, de cambios, de inestabilidad, de incertidumbre. 

En esta coyuntura muchas personas padecen una sensación de malestar psicológico que muchas veces no es de origen personal sino social; una crisis de interioridad tejida desde el exterior. 

sentido de la vida

“Este trabajo no me llena, pero no es momento de tomar riesgos.”

“En esta sociedad, no hay lugar para mí”

“Delante de esta crisis no hay salida, no hay nada que yo pueda hacer.”

 

En un momento en el que la incertidumbre se extiende hacia el futuro, tratando de instalarse como un estado y no como una excepción, muchas personas están perdiendo la voluntad, la ilusión y la esperanza.

En algunas ocasiones incluso el sentido de la propia existencia y la sensación de competencia y valía personal empiezan a debilitarse.  

En una modernidad que tiende a una creciente inestabilidad, ya no tiene sentido apostar por la construcción de una estructura estable y perfecta, sino por la capacidad de adaptación y flexibilidad de personas y organizaciones capaces de responder delante de la incesante multitud de nuevas demandas que la sociedad ahora nos plantea.

Las personas están necesitando nuevas actitudes, nuevos recursos, nuevas competencias y una nueva mirada hacia el mundo que les rodea.

Para ver la presentación, pulsar en el siguiente enlace:

Crisis Personal, Crisis Vital, Crisis Existencial

Publicado en Adaptación al Cambio, Adicción y Dependencia Emocional, Autoestima y Confianza Personal, Depresión y Ansiedad, Liderazgo Personal, Miedo y Inseguridad, Sentido de la Vida y Vacío Existencial, Vivir en Tiempos de Incertidumbre | 2 comentarios

Afrontar los Retos que la Vida Actual Plantea: Sobre la Crisis Personal, Vital y Existencial de nuestra época

LA CRISIS ACTUAL: ¿UNA CRISIS PERSONAL, SOCIAL O DE VALORES?

Un post que trata sobre cómo Adaptarse al Cambio y Construir el Futuro en Épocas de Incertidumbre.

Crisis personal

Vivimos en una etapa difícil, de cambios, de inestabilidad, de incertidumbre. 

En esta coyuntura muchas personas padecen una sensación de malestar psicológico que muchas veces no es de origen personal sino social; una crisis de interioridad tejida desde el exterior. 

Un fenómeno aparentemente externo, que está teniendo elevadas repercusiones en nuestra cotidianidad y en la vida subjetiva y psicológica de las personas. El desánimo, el pesimismo y la inseguridad están a la orden del día y en la agenda de muchas conversaciones urbanas.

¿Crisis vital? ¿Crisis profesional? ¿Crisis de identidad? ¿Crisis existencial? ¿Crisis personal? ¿Crisis social? ¿Crisis de valores? … Palabras que antes solo usaban algunos, ahora están en boca de muchos.

Es paradójico observar como el futuro, hasta hace poco tiempo, considerado el lugar de las promesas y de los sueños, hoy se ha transformado en un desierto donde las personas ven un cultivo de ansiedad y amenazas.

Cierta tristeza atraviesa nuestra época, una tristeza difusa, en medio de la cual las energías para actuar y construir creativamente el futuro se hallan estancadas.

Pero, ¿Qué parte de este sufrimiento y estancamiento es real y cuál es el efecto de una neurosis colectiva?

Veamos algunos ejemplos que pueden ilustrar las vivencias personales que emergen en esta situación:

1. Estela es consultora de RRHH que trabaja desde hace 8 años en una gran consultora nacional. Se encuentra desmotivada y apática desde hace meses. Cuando entró en la compañía quería aprender y desarrollarse pero se encuentra realizando funciones que no estimulan su potencial ni liberan sus recursos personales. Cada día le cuesta más levantarse por las mañanas y se siente triste y desorientada.

“Este trabajo no me llena, pero no es momento de tomar riesgos.”

  • ¿Qué necesita hacer Estela para cambiar su situación?
  • ¿De qué manera está influyendo la realidad social del momento en su toma de decisiones?
  • ¿En qué necesita confiar para salir del conformismo y la apatía que la paralizan y tomar las riendas de su situación?

2. Carlos es licenciado en economía y derecho. Hace cinco años que acabó la carrera y trata de integrarse en el mercado laboral. Sigue actuando desde la mentalidad y el paradigma socio-económico que le inculcaron sus padres años atrás. Aspira a un puesto de trabajo con responsabilidad, buen sueldo y estabilidad. Por más que lo intenta, no consigue encontrar ese trabajo que la sociedad y sus padres esperaban de él y se encuentra cada vez más angustiado, deprimido y alienado.

“En esta sociedad, no hay lugar para mí”

  • ¿Qué le está pasando a Carlos?
  • ¿Qué necesita aprender para integrarse en el mundo laboral de esta época?
  • ¿De qué manera tiene que modificar su manera de pensar para dejar de “darse golpes contra la realidad” y empezar a construir su trayectoria profesional?

3. Juan es empresario y siente que si no mejora la situación deberá cerrar su negocio. Lleva años ofreciendo los mismos servicios pero el mercado, sus consumidores, parecen estar cada vez menos interesados en sus propuestas y más receptivos a las propuestas de sus competidores. Juan se encuentra preocupado e impotente y no sabe qué puede hacer.

“Delante de esta crisis no hay salida, no hay nada que yo pueda hacer.”

  • ¿De qué manera la actitud de Juan está perpetuando el problema?
  • ¿Cómo lo puede hacer para fortalecerse en esta crisis?
  • ¿Cómo puede recuperar la confianza y la energía que necesita para activar de nuevo su círculo empresarial?

EL PEOR ENEMIGO DE LA MOTIVACIÓN ES IR A LA DERIVA.

En un momento en el que la incertidumbre se extiende hacia el futuro, tratando de instalarse como un estado y no como una excepción, muchas personas están perdiendo la voluntad, la ilusión y la esperanza.

En algunas ocasiones incluso el sentido de la propia existencia y la sensación de competencia y valía personal empiezan a debilitarse.  

Navegando en un mar turbulento donde el cielo no parece tender a clarear, ésta postergada indefinición, que pareciera que está destinada a no concluir, invade y paraliza la iniciativa creadora de las personas que sufren por su subsistencia.

Delante de ésta situación, yo planteo la necesidad de apostar por el desarrollo de nuevos valores y competencias, capaces de ayudarnos a convivir y a manejar las exigencias de esta nueva etapa:

  • Confianza y Seguridad Personal.
  • Esperanza y Visión de Futuro.
  • Flexibilidad y Adaptación.
  • Resiliencia y Tolerancia a la Frustración.

Las personas están necesitando nuevas actitudes, nuevos recursos, nuevas competencias y una nueva mirada hacia el mundo que les rodea. 

NO SE TRATA DE COMPETIR Y COMPARARSE… 

                                     SINO DE CONFIAR Y ACTUAR.

En una modernidad que tiende a una creciente inestabilidad, ya no tiene sentido apostar por la construcción de una estructura estable y perfecta, sino por la capacidad de adaptación y flexibilidad de personas y organizaciones capaces de responder delante de la incesante multitud de nuevas demandas que la sociedad ahora nos plantea.

Aprender a manejarse en la incertidumbre y a adaptarse a ella, encontrando el sentido de la propia existencia y profesión, es el principal reto de ésta nueva etapa. 

Objetivos  trabajar: 

  • Descubrir y/o recuperar los valores personales y empresariales.
  • Aprender a convivir con la incertidumbre y a manejarse en ella.
  • Desarrollar la capacidad de flexibilidad y adaptación de las personas y organizaciones.
  • Aprender a confiar y a sostenerse en medio de lo inestable.
  • Recuperar la ilusión y la energía necesaria para pasar a la acción.
  • Encontrar el propio lugar en la sociedad y el sentido de contribución en él.
  • Aprovechar los talentos y capacidades de cada uno y ponerlos al servicio de una causa de valor.

¿No es el momento de parar y conectar de nuevo con nuestros valores?

Publicado en Adaptación al Cambio, Autoestima y Confianza Personal, Depresión y Ansiedad, Liderazgo Personal, Miedo y Inseguridad, Sentido de la Vida y Vacío Existencial, Vivir en Tiempos de Incertidumbre | Deja un comentario

Hacer el ridículo. ¿Cuántas cosas dejamos de hacer o decir por miedo al ridículo?

Para Todos La 2 – Debate: Hacer el ridículo.

MIEDO AL RIDÍCULO CRISTINA FREIXA

07 may 2013

¿Cuántas cosas dejamos de hacer o decir por miedo al ridículo?

A nadie le gusta quedar mal, y mucho menos en público.

Tenemos el sentido del ridículo tan arraigado que hay personas que se paralizan, bloqueadas por esta sensación.

1. ¿Cuál es su origen?

2. ¿Se puede superar?

3. ¿Cómo influye en nuestro comportamiento?

Os animo a ver lo que hemos estado debatiendo desde la Psicología, la Filosofía y lo Social en el siguiente enlace:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/para-todos-la-2/para-todos-2-debate-hacer-ridiculo/1805828/

Publicado en Adaptación al Cambio, Autoestima y Confianza Personal, Depresión y Ansiedad, Liderazgo Personal, Miedo y Inseguridad, Timidez y Habilidades Sociales | Deja un comentario

¿Vives o Sobrevives?

YO, … LA PIEZA QUE FALTABA PARA RESOLVER EL ROMPECABEZAS DE MI VIDA…

vacio

¡Buenas tardes a todos!

Para mí es un honor y un placer compartir con todos vosotros este post.

Un post en el que os invito a leer la historia personal y verídica de Tània Martos. Una chica, que desde bien jovencita, sufrió síntomas de depresión, desorientación, frustración, dolor y vacío existencial; entre otros.

Una profunda crisis personal que, en su testimonio, nos da pistas sobre cómo ella lo vivió (tanto desde dentro, como con respecto a la mirada de los demás) y sobre cómo lo fue atravesando.

¿Y para qué este testimonio en mi blog?

Pues porque creo que hace falta dar voz a las personas. Personas de carne y huesos que tienen el valor de compartir sus vivencias personales. Testimonios reales de superación de los que creo que todos podemos aprender mucho, sea cual ser nuestra dificultad.

En este post, Tània Martos nos explica en primera persona y con palabras sinceras, cercanas y honestas su camino de superación personal.

Una chica valiente y cercana que, después de superar sus dificultades, se ve renovada con nuevas fuerzas que la impulsan a compartir y a ayudar a los demás con su testimonio.

Acercando la mirada de quien sufre, a la mirada de los que lo rodean.

Esperando y deseando que su historia os inspire y os llegue tan cerca del corazón; como lo ha hecho conmigo…

Sin más dilaciones, os dejo con sus palabras…

* Si queréis escuchar su testimonio en primera persona, os invitamos a asistir a la presentación que se hará en Barcelona el próximo 16 d’Abril del 2013.

(ver información al final del post)

PALABRAS SOBRE MI HISTORIA PERSONAL:

“La vida es maravillosa si no le tenemos miedo” decía Chaplin.

Yo, hoy he dejado el miedo aparcado en un rincón, disfrazada con cuatro trapos para que no me prive de saborear estos minutos en los que tengo la oportunidad de expresarme con sinceridad y mostraros  mi mundo, mis sentimientos, mi realidad.     

Todo este calvario empezó a partir de los dieciséis años, en esta etapa de la adolescencia en la que todo son cambios, nuevas experiencias. Yo, me perdí, me desorienté. Todo lo que antes tenía color, ahora lo encontraba de un oscuro inquietante; y cada día que iba pasando tomaba más fuerza.

Me acabé cegando en el dolor, en una habitación que desprendía frialdad, en un suelo vacío de sueños y de ilusiones, pero lleno de miedos y desesperaciones.

Recuerdo cada noche despierta hasta tarde, muy tarde, intentando encontrar respuesta a cuestiones que nunca me había planteado: 

¿Para qué preocuparme en definir quién soy?

¿Qué hago yo en este mundo?

¿Qué me proporciona tanto dolor?

¿Qué tienen los demás compañeros para apreciar la vida, que yo no puedo ver?

 

 Sólo podía llorar, derramar lágrimas de rabia, vaciar mi corazón de incomprensión. 

Quería chillar, exclamar en voz alta:

– ¡Ei, que estoy aquí!

¡Encerrada en este pozo de desilusión, perdida, sufriendo, sin encontrar el camino de retorno!

¡Y te necesito! ; ¡Os necesito! ; ¡Porque sola no puedo con esta carga que me hunde y no soy capaz de librarme de ella!

 

 Pero no, no tenía voz; sólo dolor que no sabía transmitir a los que me rodeaban y que no sabían qué me pasaba.

Ni siquiera yo misma lo sabía. Es difícil explicarse, poner nombre a este vacío dentro tuyo que te asfixia y que no te deja ver la verdadera realidad.  

Os preguntareis cómo me siento,…

… cómo se siente una persona cerrada en sí misma,….

… hundida en la oscuridad,…

… encarcelada entre rejas que no dejan pasar ni ver la luz del día,….

… alguien que desea morir, sin más razón que dejar de sufrir…

 

Enrique Solari, escritor y psicólogo peruano, escribió:

“El horror de los verdaderos infiernos, es que tienen una ventana por la cual se ve el paraíso.”

¡Qué gran razón!

 

Cuando te sumerges en la oscuridad de tu propio mundo, en la búsqueda de interrogantes inabarcables, todo coge otra dimensión.

Te vuelves pequeñita, indefensa, débil, te sientes como una hormiga que puede ser pisada en cualquier momento. 

 

Os acercaré un poquito más a mí…

A los dieciséis años, me até a las cadenas de la bulimia, más tarde, a los diecinueve, sería la anorexia. Mi cuerpo pasó a ser el centro de todo, de mis debilidades, de mis miedos, de mis inseguridades. Se convirtió en mi obsesión. Comer era tocar de pies el mismísimo inferno, también la manera de quitar mis angustias, atiborrarme y después vomitar.  De control nada… Bajé mucho de peso, mi estado de ánimo era muy oscilante, físicamente me debilité y mentalmente estaba muy perdida.

Me encontraba en una constante contradicción. Quería salir de esa pesadilla, no volver a hacer restricciones ni vómitos, pero cuando me encontraba con estos enemigos, que eran el espejo y la báscula, todo se volvía a poner del revés de nuevo…

Otro gran calvario fueron las autolesiones. Llevo el cuerpo lleno de cicatrices y solo he de mirarlas o pasar la mano por encima de ellas para recordar los tiempos pasados, cuando la autolesión era el medio para hacer frente al dolor emocional.

¿Qué contradicción, verdad? Hacerme daño para digerir otro dolor… Pues sí, cuando la tristeza (una tristeza insoportable), el miedo, la ansiedad o la euforia se apoderaban de mí; cuando emociones de un nivel muy alto gobernaban mi mente, el descontrol cogía poder en mí, en forma de destrucción.

Otras veces tomaba somníferos, otras alcohol, y a veces las dos a la vez.

Muchas veces he acabado en urgencias y, siempre sin ninguna explicación coherente, coherente para el médico que me trataba. 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 No soy capaz de expresar con detalle lo que pasa por mi cabeza porque no encuentro palabras suficientes que den voz a tanta contradicción, a sentimientos que muestren cada latido de un corazón herido de añoranza, de lágrimas que desprenden temor,… a… emociones incontrolables que chocan con un amplio muro de inestabilidad.

Trabajando intensamente con el equipo de psicólogos y con mucha paciencia y dedicación empecé a situar los puntos cardinales en mi vida.

Me gustaría compartir una cita que siempre tengo muy presente:

“Feliz el día en el cual descubres que no es debido al tiempo, a la fortuna o a un accidente sino que eres tú quien lo acercas o lo alejas todo de tí.”

 

Gracias por la vuestra presencia y la amabilidad con la que me habéis acogido entre vuestros corazones.                                     

                                                                    Tània Martos

 

PRESENTACIÓN EN VIVO DE LA HISTORIA DE TÀNIA MARTOS EN BARCELONA:

Si queréis escuchar su historia de vida en primera persona, os invitamos a la presentación que ella misma hará de su propia historia el próximo:

Martes 16 de Abril del 2013 a las 19:00

BAUM BARCELONA

C/ Mallorca 198, ppal 1ª

Barcelona

* Por cuestiones de capacidad de la sala, es necesario reservar plaza con antelación.

** La reserva de plaza se hará por riguroso orden de preinscripción.

*** La presentación tiene un coste de 5€, que será para ayudar a Tània.

**** Baum Barcelona no sacará ningún beneficio económico de esta actividad.

***** El día de su presentación, Tània nos traerá algunos ejemplares de su libro. Un libro corto y que ella misma se editó y que tiene un coste de 5€. Un tesoro que hace falta conservar…

 

CONTACTO Y PREINSCRIPCIONES:

desenvolupa@cfreixa.es

Tel. 606 20 75 71

 

Publicado en Adaptación al Cambio, Adicción y Dependencia Emocional, Autoestima y Confianza Personal, Depresión y Ansiedad, Miedo y Inseguridad, Sentido de la Vida y Vacío Existencial, Vivir en Tiempos de Incertidumbre | Deja un comentario

Vius o Sobrevius?

JO, … LA PEÇA QUE FALTAVA PER RESOLDRE EL TRENCACLOSQUES DE LA MEVA VIDA…

 (Aquest post està escrit en català per respectar l’idioma en que la Marta s’expressa. En breu, en publicaré un amb la traducció perquè l’idioma no impossibiliti que aquest testimoni arribi a més gent).

vacio

Bona tarda a tots!

Per mi és un honor i un plaer compartir amb tots vosaltres aquest post.

Un post en el que us convido a llegir la història personal i verídica de Tània Martos. Una noia, que des de ben joveneta, va patir símptomes de depressió, desorientació, frustració, dolor i buit existencial; entre d’altres.

Una profunda crisis personal que, en el seu testimoni, ens dona pistes sobre com ella ho va viure (tant des de dins, com envers la mirada dels altres) i sobre com ho va anar travessant.

I perquè aquest testimoni en el meu blog?

Doncs perquè crec que cal donar veu a les persones. Persones de carn i ossos que tenen el valor de compartir les seves vivències personals. Testimonis reals de superació dels que crec que tots podem aprendre, sigui quina sigui la nostre dificultat.

En aquest post, Tània Martos en explica en primera persona i amb paraules sinceres, properes i honestes el seu camí de superació personal.

Una noia valenta i propera que, després de superar les seves dificultats, es veu renovada amb noves forces que l’impulsen a compartir i a ajudar als altres amb el seu testimoni.

Apropant la mirada de qui pateix, a la mirada de qui l’envolta.

Esperant i desitjant que la seva història us inspiri i us arribi tant a prop del cor; com ho ha fet amb mi…

Sense més dilacions, us deixo amb les seves paraules…

* Si voleu escoltar el seu testimoni en primera persona, us convidem a assistir a la presentació que farà a Barcelona el proper 16 d’Abril del 2013

(veure informació al final del post)

PARAULES SOBRE LA MEVA HISTÒRIA PERSONAL:

“La vida és meravellosa si no li tenim por” deia Chaplin.

Jo, avui he deixat la por aparcada en un racó, disfressada amb quatre draps perquè no em privi de tastar aquests minuts en què tinc l’oportunitat d’expressar-me amb sinceritat i mostrar-vos el meu món, els meus sentiments, la meva realitat.     

Tot aquest calvari va començar a partir dels setze anys, en aquesta etapa de l’adolescència en què tot són canvis, noves experiències. Jo, em vaig perdre, em vaig desorientar. Tot allò que abans tenia color ara ho trobava d’un obscur inquietant i cada dia que anava passant prenia més força.

Em vaig acabar cegant en el dolor, en una habitació que desprenia fredor, en un terra buit de somnis i d’il·lusions, però ple de pors i desesperacions.

Recordo cada nit desperta fins  tard, molt tard intentant trobar resposta a qüestions que mai m’havia plantejat:

 

Per què capficar-me en qui era?

Què feia en aquest món?

Què em proporcionava tant dolor?

Què tenien els altres companys per apreciar la vida que jo no podia veure?

 

 Només podia plorar, vessar llàgrimes de ràbia, buidar el meu cor d’incomprensió.

Volia cridar, exclamar en veu alta:

– Ei, que sóc aquí!

Tancada en aquest pou de desil·lusió, perduda, patint, sense trobar el camí de tornada!

I et necessito!, us necessito!, perquè sola no puc amb aquesta càrrega que m’enfonsa i no sóc capaç d’alliberar-me.

 

 Però no, no tenia veu, només dolor que no sabia transmetre als qui m’envoltaven i que no sabien què em passava.

Ni tan sols jo mateixa ho sabia. És difícil explicar-se, posar nom a aquest buit dins teu que t’asfixia i que no et deixa veure la veritable realitat.  

Us preguntareu com em sento,…

… com se sent una persona tancada en si mateixa,….

… enfonsada en la foscor,…

… empresonada entre reixes que deixen passar i veure la llum del dia,….

… algú que desitja morir sense més raó que deixar de patir…

 

Enrique Solari, escriptor i psicòleg peruà, va escriure:

“L’horror dels veritables inferns és que tenen una finestra per la qual es veu el paradís.”

Quina gran raó!

 

Quan t’endinses en l’obscuritat del teu propi món, en la recerca d’interrogants inabastables, tot agafa una altra dimensió.

Et tornes petita, indefensa, dèbil, et sents com una formiga que pot ser aixafada en qualsevol moment. 

 

Us aproparé una mica més a mi…

Als setze anys em vaig lligar a les cadenes de la bulímia, més tard, als dinou, seria l’anorèxia. El meu cos va passar a ser el centre de tot, de les meves debilitats, de les meves pors, de les meves inseguretats. Es va convertir en la meva obsessió. Menjar era tocar dempeus el propi infern o era la manera de treure les angoixes, fer un fart i després vomitar. De control res. Vaig baixar molt de pes, el meu estat d’ànim era molt variant, físicament em vaig debilitar i mentalment estava molt perduda.

Em trobava en una constant contradicció. Volia sortir d’aquell malson, no tornar a fer restriccions ni vòmits, però en topar-me amb aquests enemics que eren el mirall i la bàscula, tot tornava a capgirar-se de nou.

L’altre gran calvari foren les autolesions. Porto el cos ple de cicatrius i només he de mirar-les o passar la mà per sobre d’elles per fer memòria de temps enrere, quan l’autolesió era el mitjà per fer front al dolor emocional. Quina contradicció, oi? Fer-me mal per pair un altre dolor… Doncs sí, quan la tristesa (una tristesa insoportable), la por, l’ansietat o l’eufòria s’apoderaven de mi, quan emocions de nivell molt alt regnaven la meva ment, el descontrol agafava poder en mi en forma de destrucció.

Altres vegades prenia somnífers, altres alcohol, i altres ambdós alhora.

Molts cops he acabat a urgències i, sempre sense cap explicació coherent, coherent pel metge que em tractava. 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 No sóc capaç d’expressar-vos amb detall el que passa pel meu cap perquè no trobo paraules suficients que donin veu a tanta contradicció, a sentiments que mostrin cada batec d’un cor ferit d’enyorança, a llàgrimes que desprenen temor, a… emocions incontrolables que topen amb un ampli mur d’inestabilitat.

Treballant intensament amb l’equip de psicòlegs i amb molta paciència i dedicació vaig començar a situar els punts cardinals en la meva vida.

M’agradaria compartir una cita que sempre tinc molt present:

“Feliç el dia que descobreixes que no es deu al temps, a la fortuna o a un accident sinó que ets tu qui ho apropes o ho allunyes tot de tu.”

 

Gràcies per la vostra presència i l’amabilitat amb què m’heu acollit entre els vostres cors.                                     

                                                                    Tània Martos

 

PRESENTACIÓ EN VIU DE LA HISTÒRIA DE TÀNIA MARTOS A BARCELONA:

Si voleu escoltar la seva història en primera persona, us convidem a la presentació que ella mateixa farà de la seva pròpia història el proper:

Dimarts 16 d’Abril del 2013 a las 19:00

BAUM BARCELONA

C/ Mallorca 198, ppal 1ª

Barcelona

* Per qüestions d’aforament, cal reservar plaça amb antelació.

** La reserva de plaça es farà per rigorós ordre de preinscripció.

*** La presentació té un cost de 5€, que seran per ajudar a la Tània.

**** Baum Barcelona no treu cap benefici econòmic d’aquesta activitat.

***** El dia de la seva presentació, la Tània ens portarà alguns exemplars del seu llibre. Un llibre curt i que ella mateixa es va editar i que té un cost de 5€. Un tresor que cal conservar…

 

CONTACTE I PREINSCRIPCIÓ:

desenvolupa@cfreixa.es

Tel. 606 20 75 71

 

Publicado en Adaptación al Cambio, Adicción y Dependencia Emocional, Autoestima y Confianza Personal, Depresión y Ansiedad, Liderazgo Personal, Miedo y Inseguridad, Sentido de la Vida y Vacío Existencial, Vivir en Tiempos de Incertidumbre | Deja un comentario

Crisis y desmotivación: Cuando nos invaden la apatía, la tristeza y la desmotivación

Crisis y desmotivación:

Cuando nos invaden la apatía, la tristeza y la desmotivación

Cada día aparecen noticias en los periódicos y en las revistas como la siguiente:

  • 18 nov 2012
  • La Vanguardia
  • ANA MACPHERSON Barcelona

La crisis pasa factura en salud mental

                     crisis y salud mental

                               GHISLAIN Y MARIE DAVID DE LOSSY / GETTY
 
 

Los síntomas más frecuentes son la pérdida de control sobre la propia vida, el insomnio y las ideas suicidas; las dolencias que más crecen, la ansiedad y la depresión

Un estudio de servicios sociales y salud mental detecta un aumento de la demanda del 45%.

Sensación de pérdida de control sobre la propia vida (casi el 30% de los afectados), insomnio, desesperanza e incluso aparición de ideas suicidas (en el 15%) son los síntomas más frecuentes de los pacientes de la crisis, personas que no hubieran enfermado sin ella. Esa es una de las conclusiones de una investigación llevada a cabo en centros de salud mental de adultos y servicios sociales de atención primaria de Sabadell (Parc Taulí), Sant Feliu de Llobregat, Martorell y Eixample (Barcelona) que ha intentado medir el impacto de la crisis en la salud mental.

Quedarse sin trabajo supone perder una actividad que estructura el tiempo, que establece lazos sociales fuera de la familia y que da estatus…

————————————

Vivimos en un momento difícil…

Un momento de cambio…

Un momento de incertidumbre…

Un momento en el que los antiguos esquemas y modelos de antes, que durante tantos años nos han estado prometiendo una sociedad de bienestar, parecen estar derrumbándose…

Un momento en el que, desde mi punto de vista, el principal veneno, la principal enfermedad, es la falta de confianza, la falta de fe y la creencia pesimista sobre un futuro incierto y nada prometedor.

En esta coyuntura, hay mucha gente que está sufriendo síntomas de desesperanza, desmotivación e incluso desconsuelo. Una apatía, muchas veces justificada; otras veces, creada por la propia estructura mental y social.

Muchas de éstas personas y empresas, están siendo víctimas de influencias sociales y culturales, que están afectando su manera de vivir, de sentir, de trabajar y de pensar.

Muchas de éstas empresas y personas, tal como nos muestra el artículo del inicio del post, están necesitando ayuda para superar estas dificultades.

Y estaría bien plantearse, ¿Qué relación hay entre el sufrimiento psicológico y la crisis social y cultural en la que estamos inmersos?

¿Qué parte de este sufrimiento y pesimismo que nos envuelve es nuestro; y qué tanto por ciento es heredado o apropiado del exterior?

Veamos algunos ejemplos que muestran como en las personas y en las empresas, hay maneras de proceder y de afrontar la situación, bien diferentes:

1. Podemos ver cómo hay familias y empresas que, aún a pesar de que la crisis no les ha afectado directamente; han modificado algunos hábitos o conductas en su día a día desde el miedo a lo que pudiera ocurrir…

2. O justo a la inversa, como es el caso de algunas personas o empresas que, viéndose directamente golpeadas por la crisis, han conseguido capearla y superarla; reinventándose, invirtiendo para progresar y con actitudes constructivas y optimistas hacia el futuro.

3. Otras personas y empresas, en cambio, han alimentado sus miedos, bajo la premisa de: “es que ahora, con la crisis, tampoco voy a encontrar trabajo… Mejor no intentarlo… No es un buen momento para sacar un nuevo producto…”; quedándose encerrados y deprimidos en su casa o en sus oficinas, con todo su pesar.

Es cierto que hay crisis, y es cierto que hay muchas personas que realmente la están sufriendo, pero:

¿Qué parte de este sufrimiento y estancamiento es real y cuál es el efecto de una neurosis colectiva?

De la misma manera, y como propondría Victor Frankl, ¿qué actitud y qué disposición nos pueden ayudar delante de las adversidades de la vida?

Victor Frankl, en su libro “El hombre en búsqueda de sentido”, nos habla de cómo pudo sobrevivir a la incertidumbre, el miedo y el terror que vivió en los campos de concentración nazi; afirmando que:

“El ser humano está sometido a ciertas condiciones biológicas, psicológicas y sociales, pero dependerá de cada persona dejarse determinar por las circunstancias o enfrentarse a ellas.”

O como afirma l. Larrañaga:

“Todo cuanto se acepta se transforma en camino… Todo lo que resistimos mentalmente lo transformamos en enemigo “

Del mismo modo, me pregunto, ¿qué podríamos aprender de los enfermos oncológicos o de las personas con enfermedades terminales, que nos podría ayudar a convivir y a resurgir en ésta crisis?

Probablemente ellos nos podrían explicar su visión habiendo perdido cosas, quizás más importantes que el dinero…

Por otro lado, cabría reflexionar sobre las raíces de la creación y el sufrimiento presente en ésta crisis, puesto que quizás, haya algo más detrás…

Durante muchos años, las personas hemos estado proyectando nuestras vidas y nuestras profesiones hacia unos ideales anclados en la era económica y materialistas del bienestar.

Tratando de conseguir y acumular dinero y prestigio a toda costa.

Un modelo que, muchas veces, ha pervertido o desviado las motivaciones y los valores que inicialmente caracterizaban nuestra carrera y nuestra profesión.

Una ambición y una ceguera que ha ocasionado muchas rivalidades, ansiedades y desconfianza en el mercado actual:

1. Dónde los clientes ya no sienten confianza hacia los empresarios y sus ofertas.

2. Dónde los empresarios ya no confían en los autónomos que les llaman ofreciendo sus servicios.

3. Dónde las personas han dejado de confiar en su valía y capacidad personal, si el mercado no las reconoce.

¿Cómo podemos recuperar esa confianza en nosotros mismos?

¿Cómo podemos volver a generar nuevos vínculos de confianza con las personas que podrían necesitar nuestros servicios?

¿Cómo podemos recuperar la credibilidad en un mercado que ahora está quemado?

¿Cómo ha de presentarse un nuevo emprendedor para que las personas crean y confíen en lo que éste quiere o puede aportar?

El primer paso, en mi opinión, estaría en revisar la integridad y la honestidad de nuestros servicios.

Parémonos un momento a reflexionar sobre los motivos y las aspiraciones de las personas y de las empresas en las últimas décadas…

Escuchemos las reflexiones sobre el funcionamiento del mundo y de la economía, bajo la visión y los ojos de un niño:

http://www.youtube.com/watch?v=QVtXe99Ytdc&noredirect=1

El niño del vídeo se plantea vivir sin entrar en el circuito económico y de trabajo de los adultos, pero, ¿qué le inquieta realmente?

¿Para qué trabajar si la única finalidad es ganar dinero para tener 15 días de vacaciones al año?

Visto así, todo pierde sentido…

Si observamos la visión de éste niño, no es de extrañar que muchos niños y adolescentes se planteen quedarse en “la ciudad de Peter Pan”…

Pero, ¿Cómo podemos “recuperar” el mercado y a nosotros mismos?

¿Cómo podemos volver a conectar con la motivación que nos hace falta para salir al mercado y perseverar, a pesar de las dificultades, en nuestro objetivo?

La propuesta es la de volver a conectar con quienes somos en realidad, con nuestros dones, con nuestros talentos, con nuestras habilidades, con nuestros deseos, con nuestros verdaderos valores; con los valores que nuestra consciencia nos dice que están bien.

Volver a conectar con la verdadera finalidad de nuestro servicio, de nuestra empresa, de nuestra pequeña o grande aportación en el engranaje social.

La pregunta ya no es porque trabajo, sino ¿Para qué trabajo?

¿Para qué sirve mi trabajo?

¿Qué aporta mi trabajo a otras personas o a la sociedad?

¿De qué manera mejorando la calidad del servicio que ofrezco otros se verán beneficiados?

¿Qué talentos especiales tengo que pueden servir para alguien o para algo más allá de mí?

Es decir, volviendo a confiar en lo que cada uno sí puede aportar.

Hay muchos estudios que demuestran como los emprendedores vocacionales tienen cuotas de éxito mucho más elevadas que los que emprenden bajo un fin material o económico.

¿Pensamos que esto es casualidad?

Yo creo que no; ya que es muy importante creer en tu causa, en tu servicio, en la ilusión hacia lo que quieres aportar; y para ello, necesitamos volver a aprender a ver y a valorar las cosas desde una actitud responsable y motivadora.

A veces no es una cuestión del trabajo que uno desempeña sino de cómo y desde dónde lo realiza. Por ello, siempre es posible trabajar sobre:

¿Cómo encontrar la motivación en mi situación, lugar o trabajo?

¿Cómo recuperar la ilusión en mi día a día?

Yo propongo, haciéndote responsable de construir y encontrar el sentido de cada situación, desde tu propio criterio y anclado en la confianza y la integridad personal.

Ofreciendo lo mejor de ti y con una actitud adecuada y constructiva ante cada uno de los retos que te plantea tu día a día.

Por tanto, el desafío no está en restablecer el sistema socioeconómico anterior sino en descubrir las claves para construir un nuevo panorama, un nuevo escenario, un nuevo paradigma que responda a las necesidades de la época actual.

“Aferrarse en lo que ha sido”o “compararse con lo que fue” … es la peor manera de torturarse y quedarse estancado.

Lo que las personas y las empresas están necesitando es:

Soltar lo anterior y atreverse a atravesar la incertidumbre en la construcción de lo nuevo, con confianza y responsabilidad; sin tirar pelotas fuera ni quedarse anclado en la queja y la autocompasión.

Para reflexionar:

¿De qué manera me estoy resistiendo a soltar los antiguos esquemas de pensamiento y/o de funcionamiento?

¿De qué manera mi miedo a la incertidumbre está bloqueando las ideas y propuestas que en realidad me gustaría llevar adelante?

¿Estoy aferrado a los libros y teorías y no me atrevo a usar mi criterio, intuición y creatividad en la construcción de nuevas alternativas de futuro?

¿Me he quedado enganchado en el pesimismo que se respira en la sociedad actual?

¿Cuál es mi margen de acción y qué actitud puedo poner en marcha para afrontar esta nueva etapa?

¡Os animo a pensar más allá del esquema mental habitual!

Publicado en Adaptación al Cambio, Autoestima y Confianza Personal, Depresión y Ansiedad, Liderazgo Personal, Miedo y Inseguridad, Sentido de la Vida y Vacío Existencial, Timidez y Habilidades Sociales, Vivir en Tiempos de Incertidumbre | 6 comentarios